fondo-pro-ok.png
photo-1568632234157-ce7aecd03d0d.jpg

La pobreza multidimensional en Bogotá aumentó en 2020 y llegó a 582.000 personas

La pobreza multidimensional en Bogotá aumentó en 2020 y llegó a 582.000 personas

Entre 2019 y 2020 la incidencia de pobreza multidimensional en Bogotá aumentó en 0,4 puntos porcentuales (p.p.), implicando que 45.000 personas entraran en dicha condición. La Dirección de Futuro del Empleo y Desarrollo Económico de ProBogotá Región evaluó el resultado entregado por el DANE frente a los índices de pobreza multidimensional de Colombia y Bogotá para el año 2020. Las cifras confirman que la pandemia por Covid-19 generó un aumento en las cifras de pobreza multidimensional implicando que más personas entraran en dicha condición. Para el año 2020, la incidencia de la pobreza multidimensional en Bogotá aumentó 0,4 p.p., respecto a 2019, por lo que se estima que en la ciudad hay alrededor de 582.000 personas en dicha situación, cifra que representa el 7,5% de la población. El panorama no es mejor para el país en general pues los resultados muestran que, en 2020, la pobreza multidimensional del país aumentó 0,6 p.p. y sumó unos 9 millones personas en esta condición, esto es el 18,1% de la población. Entre los 32 departamentos del país, aquellos que registraron la incidencia en pobreza multidimensional más alta para 2020 fueron Vichada (75,6%), Guainía (65,9%) y Vaupés (65,6%). En cambio, Bogotá D.C. (7,5%), Valle del Cauca (11,1%) y Cundinamarca (11,4%) presentaron la incidencia más baja. Pero ¿Cuándo se considera que hay pobreza multidimensional en un hogar? Esto se calcula cuando un hogar tiene privación en, por lo menos, 5 de los 15 indicadores que componen el índice de pobreza multidimensional. Entre los indicadores se encuentra el logro educativo, analfabetismo, inasistencia escolar, rezago escolar, trabajo infantil, desempleo por larga duración, barreras de acceso a la salud, material adecuado en pisos y paredes, entre otros. Con base en esto, aquellos aspectos en los que los hogares presentaron un índice de privación más alto para 2020, a nivel nacional, fueron: trabajo informal (74,2%), bajo logro educativo (42,2%) y rezago escolar (25,9%). En contraste, los indicadores que presentaron la incidencia más baja fueron: trabajo infantil (7,5%), barreras de acceso a servicios de salud (2,2%) y material inadecuado de paredes exteriores (2,5%). Cabe mencionar que, respecto al año 2019, para 2020, cuando se decretaron varios periodos de confinamiento en el país como medida de bioseguridad para evitar la expansión del Covid-19, los indicadores que más aumentaron fueron la inasistencia escolar, el desempleo de larga duración y el trabajo informal. Problemáticas que tendrían directa relación con las condiciones en las que permanecieron los hogares durante dicho periodo.