fondo-pro-ok.png
photo-1568632234157-ce7aecd03d0d.jpg

Conferencia Anual 2021: Servicios disruptivos para la ciudad – región del 2051

Conferencia Anual 2021: Servicios disruptivos para la ciudad – región del 2051

La tecnología y la conectividad ya no son una opción. La digitalización de los servicios dio pasos gigantes durante la pandemia y el concepto de ciudades inteligentes tomó más relevancia. Este fue uno de los temas clave de la conferencia anual que realizó ProBogotá Región en la que invitó a reconocidos panelistas a compartir sus experiencias. La pandemia aceleró los procesos de transformación digital en el mundo y la conectividad se convirtió en una necesidad primaria de los habitantes. Servicios como domicilios, pagos, consultas médicas, educación, entre otros, ahora se hacen a través de plataformas digitales que vienen transformando las dinámicas cotidianas y que, poco a poco, toman más cabida en la vida de las personas. Para hablar sobre esta realidad y lo que viene para las ciudades que pretenden sacar el mayor beneficio de la tecnología en favor de sus gestiones y de la calidad de vida de sus habitantes, ProBogotá Región invitó a expertos en esta transformación digital para que compartieran sus experiencias. Uno de los panelistas fue el chief medical officer, senior vice president United Healthcare Global, Bernie Eliot, quien explicó que al ver pacientes con enfermedades graves que necesitaban atención permanente y mientras los hospitales estaban sobrecargados, hizo inminente la búsqueda de soluciones. “Era muy difícil para estas personas acceder a instalaciones médicas donde había enfermos de covid-19 porque no se sentían seguros en los hospitales y, además, muchos médicos estaban contagiados. Frente a este escenario, la salud virtual se veía como una oportunidad y logramos hacerla realidad. Todos tuvimos que pensar cómo simplificar este acceso y los resultados costo-efectivos, y hemos visto una expansión a los servicios virtuales de cuidado”, aseguró. Eliot agregó que la telemedicina ha permitido que los prestadores del servicio de salud no se expongan a contagios y logren hacerle seguimiento a pacientes covid-19 que no estaban en condición crítica. Sin embargo, reconoció que adoptar la telemedicina fue un proceso arduo pues los proveedores no sabían si esta iba a ser una mejor manera de ofrecer cuidado y los pacientes tampoco estaban convencidos. Pero, tras poner en marcha esta nueva forma de prestar el servicio, los usuarios acogieron esta modalidad, califican las visitas virtuales con mayor satisfacción que las presenciales y se ha presentado reducción de mortalidad en UCI y de afluencia en los centros hospitalarios. En conclusión, para el experto, se trata de una forma más “eficiente” de brindar salud. Por otro lado, la gerente general de la agencia de analítica de datos de Bogotá (Ágata), Sandra Borda, afirmó que Bogotá ha venido avanzando en programas destinados al aprovechamiento de datos y en cómo tomar las decisiones con base en esa información. “En salud, por ejemplo, vimos cómo se desplegó y se crearon soluciones interesantes para contener la pandemia. Ahora el reto es cómo aprovechamos esos datos y los conectamos con otros sectores para que realmente podamos tener una visión integral, que el beneficio para los ciudadanos sea mayor y que no nos quedemos únicamente con el aprendizaje del Covid, sino que desarrollemos medicina preventiva”, dijo. Además, se refirió al temor generalizado de los ciudadanos de entregar sus datos a las instituciones asegurando que uno de los desafíos que se propone Ágata y es mostrar de manera transparente a los ciudadanos qué datos se usaron, para qué y cómo se benefician con esto. “Estamos buscando copiar modelos exitosos, donde se muestra cómo el compartir mi información sirve para que tomemos mejores decisiones. Es la manera de bajar esas barreras y hablarle a las personas en su propio idioma”, afirmó. Otro de los invitados al panel fue el vicepresidente de Empresas y Ciudades Inteligentes de ETB, Camilo Olea, quien explicó que la pandemia permitió entender que la conectividad es un elemento central de la infraestructura de las ciudades y que, por ello, están trabajando en un nuevo desarrollo que amplíe la cobertura de conectividad en Bogotá a los hogares que actualmente no cuentan con este servicio. “En el 2012, la ETB se embarcó en el despliegue de la primera red de fibra óptica del hogar en América Latina, una apuesta sin duda bien pensada en ese momento porque hoy en día nos permite llegar casi la mitad de Bogotá. Logramos tener la capacidad de ofrecer servicios de banda ancha de hasta 500 megas en fibra óptica, en cerca del 50% de los hogares y al resto llegamos con tecnologías basadas en cobre. Pero hay una apuesta importante para promover el desarrollo de la primera red neutral de América Latina, orquestada sobre la infraestructura que hoy en día tiene la ETB en la ciudad y que le va a permitir a otros operadores utilizar esa misma red para llegar a los hogares”, afirmó. Según Olea, se trata de un trabajo conjunto entre los operadores de telecomunicaciones para usar la misma infraestructura con las eficiencias y escalas que ello permite. Asimismo, indicó que hay iniciativas para conectividad pública y que actualmente operan alrededor de 70 zonas wifi gratuitas en parques y plazas que pueden ser una buena opción de conectividad para la población vulnerable, no obstante, aseguró que la expectativa es que con la red neutral la conectividad pueda alcanzar precios más asequibles para los hogares que ahora no la pueden pagar. Por su parte, el country manager de Rappi Colombia, Matías Laks, habló sobre el trampolín que significó la pandemia para los servicios de domicilios y qué ha pasado con este negocio tras la paulatina reapertura de los puntos físicos de los restaurantes. “Aprendemos cosas, lo transformamos en un hábito y difícilmente abandonamos las lecciones aprendidas. El consumidor, por la pandemia y por no tener otra alternativa, se vio obligado a pedir todo por domicilios y eso es como haber avanzado cinco años en términos de penetración de estos servicios. Mucha gente estaba preocupada por la reapertura económica y, si bien la gente volvió a consumir en los puntos, no dejó de pedir domicilios, entonces los restaurantes hoy están viendo un negocio más grande. Son dos ocasiones de consumo que no se canibalizan entre sí”, explicó. Otro grande tecnológico que asegura haber salido fortalecido de la pandemia es Uber. Tal y como lo explicó el gerente de Política Pública de la compañía, Luis López, pese a que su negocio consiste en movilizar a las personas, durante la pandemia, decidieron pedirle a los usuarios que no salieran de casa por su bioseguridad. Sin embargo, cuando las restricciones lo permitieron, se pusieron a disposición de sus usuarios para realizar sus viajes, transportar mercancías y hacer alianzas para ampliar su oferta de servicios. “Nuestro gran valor es que la marca Uber es una marca que genera confianza porque la seguridad es y siempre ha sido lo más importante. Hicimos un cambio en productos y seguimos transformando lo que era Uber. Hoy somos muy asequibles y vemos crecimientos muy importantes en sitios donde el transporte público no ha podido llegar y no existe oferta de transporte”; concluyó. Para revivir este panel completo ingresa a este enlace: https://www.youtube.com/watch?v=9okBA6vnYf8 Y si quieres ver toda la agenda académica de lujo de la conferencia anual de ProBogotá Región, ingrese al siguiente link: https://www.probogota.org/conferencia2021