photo-1568632234157-ce7aecd03d0d.jpg

“Menos anuncios y más reflexión sobre dónde poner los esfuerzos para reforzar la seguridad"

“Menos anuncios y más reflexión sobre dónde poner los esfuerzos para reforzar la seguridad"

El director de Seguridad Urbana de ProBogotá Región, César Restrepo, habló sobre las necesidades que tiene la ciudad. Preocupa el déficit de agentes de Policía en medio de la crisis de inseguridad que atraviesa la capital. La oleada de asesinatos, hurtos y casos de violencia intrafamiliar que se vienen registrando durante las últimas semanas en Bogotá tienen en zozobra a los capitalinos que se preguntan ¿qué está pasando? ¿Qué se puede hacer para solucionarlo? Para analizar esta situación, el director de Seguridad Urbana de ProBogotá Región, en diálogo con Señal de la Mañana de RTVC, indicó que lo primero que se debe hacer es un “pare” para analizar con cabeza fría cuáles son los factores que están haciendo presión en la seguridad ciudadana. “Diariamente hay anuncios y anuncios que parecen irreflexivos y pasivos en la medida que no responden a un conocimiento particular de la situación que estamos enfrentando, hay una debilidad en las capacidades de protección y vigilancia de las ciudades que tenemos que resolver con urgencia”, afirmó Restrepo haciendo referencia a que la Policía Nacional ha perdido más de 40.000 hombres respecto a los que tenía hace tres años. El impacto de esta reducción del pie de fuerza, según el director, ha representado una restricción operacional muy grande. Asegura que la Policía juega un papel muy importante en apoyar a ciudadanos en la vía ordinaria, en mediar en los conflictos entre ciudadanos y en luchar contra el crimen, tres labores “grandes y pesadas” que se vuelven más complejas, en la medida en que haya menos capacidad para su atención. Para César Restrepo, el pie de fuerza es fundamental y en Bogotá hay un déficit de alrededor de 10.000 hombres lo que significa que en la práctica hay tan sólo 237 policías por cada 100.000 habitantes. “Desde ProBogotá lo que creemos es que la resolución de este problema en una ciudad como Bogotá, con su capacidad financiera, es cofinanciar una fuerza policial. No se trata de crear una policía local que esté bajo el mando de la Alcaldía, se trata invertir recursos para que la Policía Nacional tenga un cuerpo permanente en la ciudad que garantice 350 policías por cada 100.000 habitantes”, indicó Restrepo. Otro aspecto en el que se enfocó el experto es en el microtráfico que, tal como lo han reconocido las autoridades locales, ha sido el epicentro de violentos crímenes en varias localidades. Para Restrepo, el microtráfico es el motor que financia las bandas criminales por lo que considera prioritario, mantener la lucha contra las organizaciones que distribuyen y negocian las sustancias psicoactivas en las ciudades. Explica que la relación entre las bandas de microtráfico y las organizaciones criminales se da porque las primeras contratan a las segundas para que les brinden seguridad y apoyo en medio de sus actividades. Gracias a ese vínculo, las bandas de microtráfico les proveen recursos y armamentos que convierten a las organizaciones criminales en bandas mucho más peligrosas y violentas. En conclusión, el director de Seguridad Urbana de ProBogotá Región cree que en materia de seguridad las autoridades deben enfocarse en identificar cuáles son esos focos que debilitan la dinámica criminal en Bogotá para crear estrategias que sean realmente efectivas y permitan que poco a poco los ciudadanos recuperen la confianza y tranquilidad al salir a las calles de la ciudad.