photo-1568632234157-ce7aecd03d0d.jpg

Seguridad Regional: buenos vecinos

Por: César Andrés Restrepo Flórez, director Seguridad Urbana ProBogotá Región


La creación de la Región Metropolitana Bogotá Cundinamarca abre la posibilidad a los gobiernos de la Sabana de Bogotá de poner en práctica procesos para la gestión de la seguridad orientados a dar mayor protección a los ciudadanos y mejorar la confianza en las autoridades.


La creación de la Policía Regional para Bogotá Cundinamarca y la institucionalización del sistema de gestión de seguridad de la Región Metropolitana son pasos en el sentido correcto hacia un sistema de ciudad confiable y competitivo. / Getty Images/iStockphoto

El interés tiene origen en varias realidades incontrovertibles. La Sabana de Bogotá y sus áreas contiguas albergan tres contextos de seguridad urbana en un mismo espacio. Mientras que la mayoría de los municipios registran indicadores de seguridad de países desarrollados – tasas de homicidio menores a 6 por cien mil habitantes –, el contexto de los municipios de Soacha y Sibaté está mas cerca de la media nacional que de sus vecinos, y la capital no logra romper la barrera de una tasa de dos dígitos.


De otra parte, la existencia de jurisdicciones fraccionadas en un mismo espacio territorial ha dado lugar al surgimiento de fronteras invisibles y áreas grises. No son pocos los reproches que se escuchan contra las autoridades por una atención que se queda corta en el territorio, los problemas de registro y seguimiento de los hechos delictivos, así como las quejas sobre el poco interés de las administraciones locales en resolver debilidades del territorio urbano o rural que contribuirían al mejoramiento de la seguridad en zonas limítrofes con otras administraciones.

Finalmente están el déficit de pie de fuerza y la articulación de capacidades de seguridad en los entornos rurales y urbanos. Sumado el conjunto de 23 municipios que componen la aglomeración de Bogotá según el DNP, la región cuenta con 174 policías por cien mil habitantes, 126 menos que el promedio global calculado por la ONU, impactando de manera significativa el servicio de policía en sus funciones de prevención e investigación.


En el cuatrienio anterior, los secretarios de gobierno de las ciudades contiguas al borde norte de la ciudad hicieron esfuerzos ingentes por generar mecanismos de coordinación informales para luchar contra el hurto y el abigeato. Un municipio como Chía, invirtió en tecnologías para la seguridad en un esfuerzo individual cuyo impacto será limitado. Estas apuestas desarticuladas representan generalmente inversiones importantes con impactos limitados.


En este territorio habitado aproximadamente por el 19,3 % de la población nacional, entre enero y octubre de 2020 ocurrieron 1018 homicidios, casi el 12 % de los casos a nivel nacional. Asimismo, se registraron 73.485 denuncias de hurtos, que representan una tasa casi 6 veces mayor al índice nacional. En relación con la violencia intrafamiliar, violencia sexual y lesiones personales, los resultados regionales son mejores que el resultado nacional. Sin embargo, su comportamiento no es homogéneo dado que los fenómenos tienen características locales arraigadas.


Tener en cuenta las características locales es un factor clave para integrar la gestión de la seguridad dado que una manifestación criminal, violenta e incluso incívica, es el resultado de elementos que se integran en un espacio geográfico que supera las divisiones administrativas. No avanzar en esa dirección sería el principio de un mayor deterioro de la seguridad por cuenta de la invisibilización de fenómenos focalizados.


El desarrollo de una gobernanza regional de la seguridad ciudadana debe originar procesos permanentes de seguimiento, monitoreo y evaluación, así como de planeación, generación y despliegue de capacidades. Un espacio en el que gobiernos locales y el comando regional de policía construyan una visión territorial que de lugar a la construcción equilibrada y sostenible del ambiente de seguridad local.


Este ejercicio podría ser ejecutado a través de una instancia permanente de seguimiento y análisis que brinde alertas tempranas, evalúe políticas y programas, haga seguimiento a la disponibilidad y alistamiento de las capacidades y ofrezca recomendaciones para la adaptación dinámica de un plan estratégico de seguridad regional.

La gestión de la seguridad ciudadana con base en una visión conjunta y un esfuerzo regional coordinado mejorará la calidad de la inversión en seguridad, fortalecerá las capacidades y cerrará espacios territoriales para el crimen.


La integración de visiones y capacidades para la gestión de la seguridad no da espera. Las vulnerabilidades focalizadas de hoy serán las preocupaciones generales de mañana. La creación de la Policía Regional para Bogotá Cundinamarca y la institucionalización del sistema de gestión de seguridad de la Región Metropolitana son pasos en el sentido correcto hacia un sistema de ciudad confiable y competitivo.


Columna Seguridad Regional: buenos vecinos

Por: César Andrés Restrepo Flórez, director Seguridad Urbana ProBogotá Región

29 vistas0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo
1572501988_602256_1572502206_noticia_nor

CONTACTO

NUESTRA DIRECCIÓN
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • YouTube - círculo blanco

Cr 9 # 77-67 Oficina 904 Bogota, D.C

Tel: +571 3210873
     +571 3215530

Suscríbete a nuestro boletin

© 2021 Todos los derechos reservados PROBOGOTA REGIÓN

  • LinkedIn Social Icon
  • Twitter Social Icon