photo-1568632234157-ce7aecd03d0d.jpg

-Declaración Pública-

Las empresas vinculadas a Probogotá expresan su solidaridad al pueblo colombiano, y para financiar el gasto social que se requiere, los que más tenemos paguemos más.



Bogotá D.C., 27 de mayo de 2021

La humanidad entera en el año 2020 fue atacada por una enfermedad infecciosa mortal que afectó la manera como vivimos en todas sus dimensiones: la cotidianidad, la educación y el trabajo con la consecuente disminución de ingresos, para las familias, y los Estados que debieron hacer erogaciones muy superiores a las presupuestadas.


Ante un desafío semejante el reto no es solo del Estado sino de todas las personas y de toda la sociedad. Debemos todos hacer esfuerzos que ayuden a solventar esta situación y en ningún caso acciones que agraven las posibilidades de recuperación que necesitamos los colombianos.


Las organizaciones del sector productivo, motivadas por ese entendimiento y por la solidaridad, apoyamos la adopción de normas tributarias para aportar al gasto público social con el propósito de que los colombianos de menores ingresos tengan acceso al conjunto de los bienes y servicios, así como para generar empleo con énfasis en jóvenes y mujeres.


La institucionalidad democrática vigente es legítima por surgir de la voluntad ciudadana y amplísimas concertaciones, por lo anterior, invitamos al Congreso de la República y al Gobierno Nacional, a que expidan con sentido de urgencia una reforma tributaria, en la que desde ya expresamos nuestra disposición de hacer mayores contribuciones.


El trabajo de la ciudadanía ha construido lo que somos y lo que queremos ser como nación, por ello la violencia y la destrucción invalidan cualquier bandera. Los bloqueos empobrecen, truncan los objetivos compartidos, violan libertades, derechos fundamentales y colectivos de todos los colombianos, especialmente de los de menores ingresos.


Las autoridades y la fuerza pública, en el marco constitucional están en el deber de garantizar el ejercicio de los derechos fundamentales de quienes se manifiestan y de quienes no, respaldamos y acompañamos su actuar, que es una función esencial en toda democracia.